El Defensor del Pueblo Andaluz trata de impedir que niños discapacitados participen en las carreras

Viernes, 11 de Enero de 2019 13:30

Miembros de la asociación 'Carros de Fuego' se sienten perseguidos 

Pese a que nunca se ha producido ningún accidente, ni se ha registrado una sola queja, la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz que dirige Jesús Maeztu Gregorio de Tejada tiene abierta una investigación por la participación en las carreras populares de los niños en sillas de ruedas que pertenecen a la asociación 'Carros de Fuego'.

Este grupo andaluz sin ánimo de lucro promueve el deporte como herramienta para la inclusión social. A pesar de recibir el aplauso de los corredores cuando llegan a meta y de ser reclamados por los organizadores de las carreras para que participen en sus pruebas, en los últimos meses se han encontrado con las trabas impuestas por la oficina del Defensor del Pueblo. Al parecer, uno de los técnicos ha empleado su tiempo en abrir una investigación de oficio (sin que medie denuncia previa) a través de las redes sociales para localizar los dorsales de cada uno de los niños y determinar si son o no mayores de edad, atendiendo a la normativa que impide a los menores participar en las carreras.

Algunas carreras han hecho ya un anexo a su normativa para permitir la participación de estos menores y otras, simplemente exigen que los niños tengan un seguro para el día de la prueba del mismo modo que lo tienen el resto de corredores. 

Luis Gómez, miembro de la asociación y padre de Casilda, una de las capitanas, ha enviado una carta abierta al Defensor del Pueblo. En esta entrevista nos explica los motivos y la amargura con la que vive una situación a la que no encuentra explicación.